Plenitud

Este artículo discute la segunda de las tres innovaciones fundamentales o “avances revolucionarios" que han generado las organizaciones Teal.

Una Nueva Perspectiva

Históricamente, las organizaciones han sido lugares en los que las personas se han acostumbrado a llevar una máscara, tanto figurativa como casi literalmente. A menudo las personas sienten que deben ocultar parte de lo que son cuando por la mañana se visten para ir a trabajar. Se ponen una máscara profesional conforme a las expectativas del lugar de trabajo. En la mayoría de casos esto significa demostrar resolución masculina, exhibir determinación y fortaleza y ocultar las dudas y la vulnerabilidad. Se valora la racionalidad sobre todas las otras formas de inteligencia. En suma, en la mayoría de puestos de trabajo nuestros ámbitos emocionales, intuitivos y espirituales no sólo no son bienvenidos sino más bien están fuera de lugar. (1)

¿Por qué dejamos atrás una parte tan grande de nuestro ser cuando vamos a trabajar?

Tiene que ver con temores provenientes tanto de los empleados como de las propias organizaciones. Las organizaciones temen que, si las personas se presentan a trabajar con todo lo que son (con sus estados de ánimo, peculiaridades y ropa de fin de semana), las cosas puedan enredarse rápidamente. Hace ya mucho tiempo que los ejércitos saben que las personas que se sienten reemplazables son más fáciles de controlar. Por su parte, los empleados temen que, si van a trabajar con todo lo que son, quizá reciban criticas de los compañeros, o queden en ridículo o como raros o fuera de lugar. Es mejor no arriesgarse y esconderse detrás de una máscara profesional.

Muchas tradiciones de sabiduría hablan de esto desde un nivel más profundo: por naturaleza estamos interconectados y formamos parte de un todo, aunque lo hayamos olvidado. Nacemos en la separación y nos crían para que nos sintamos divididos de nuestra naturaleza más profunda, así como de la gente y de la vida que nos rodea. Lo que nos dicen estas tradiciones es que nuestra más honda vocación en la vida es recuperar nuestra integridad, tanto interiormente como mediante nuestra conexión con el mundo exterior.

Esta realización espiritual inspira el segundo avance revolucionario de las organizaciones Teal: crear un espacio que nos apoye en nuestro camino hacia la plenitud. Cuando nos atrevemos a ir completos al trabajo, comienzan a ocurrir cosas extraordinarias. Cada vez que dejamos atrás una parte de nosotros, nos escindimos de nuestro potencial, de nuestra creatividad y de nuestra energía. No es de extrañar que muchos lugares de trabajo nos parezcan carentes de vida. En la plenitud estamos llenos de vida. Descubrimos con asombro que tenemos más vida de lo que nunca imaginamos. En nuestras relaciones con los colegas desaparece mucho de lo que hace desagradable e ineficiente el lugar de trabajo; el trabajo se transforma en vehículo para ayudarnos unos a otros a revelar nuestra grandeza interior y a manifestar nuestra vocación.(2)

En la Práctica

Las Organizaciones Teal han desarrollado un conjunto consistente de prácticas que nos invitan a reclamar nuestra plenitud interior y a traer todo los que somos al lugar de trabajo.

Autogestión

La autogestión contribuye mucho a ayudarnos a mostrarnos más plenamente. Sin escasas promociones por las que luchar, sin jefes para complacer, y sin adversarios a un lado que combatir, gran parte del veneno político es drenado de las organizaciones. Sin un jefe mirando por encima del hombro, sin los empleados para mantenernos en la línea y sin compañeros que podrían convertirse en competidores, podemos finalmente bajar la guardia y simplemente centrarnos en el trabajo que queremos hacer.(3)

Ambiente seguro y de apoyo

Más allá de la autogestión, las organizaciones Teal crean un ambiente en el cual las personas se apoyan mutuamente en su trabajo interno mientras realizan el trabajo externo de la organización. Las organizaciones Teal reconocen que cada vez que nuestros temores se activan es una oportunidad para aprender y crecer en más plenitud, reclamando aspectos de nosotros mismos que hemos descuidado o relegado a las sombras. Estas organizaciones creen que si vamos a invitar a mostrar todo los que somos, incluyendo la tímida voz interior del alma, tenemos que crear espacios seguros y solidarios en el trabajo. Debemos aprender a discernir y ser conscientes de las formas sutiles en que nuestras palabras y acciones socavan la seguridad y la confianza en una comunidad de colegas. [4]

Reglas explícitas

Las organizaciones Teal invierten mucho tiempo y energía entrenando a todo el mundo en reglas básicas que apoyan la colaboración saludable y productiva. Muchos terminan escribiendo estas reglas básicas en un documento. RHD tiene su detallada Carta de Derechos y Responsabilidades; Morning Star sus documentos llamados Organizational Vision, Colleague Principles, y Statement of General Business Philosophy; FAVI tiene sus Fichas, y Holacracy su Constitución. Estos documentos proporcionan una visión para un lugar de trabajo seguro y productivo. Le dan a los colegas un vocabulario para forjar relaciones saludables, y trazan líneas que separan los comportamientos recomendados de los inaceptables [5].

Espacios de reflexión

Las tradiciones de sabiduría insisten en la necesidad de un silencio y una reflexión regular para calmar la mente y dejar que la verdad surja de una parte más profunda de nosotros mismos. Un número cada vez mayor de personas recogen prácticas contemplativas -meditación, oración, yoga, caminar en la naturaleza- y las integran en su vida cotidiana. Muchas organizaciones Teal han establecido una habitación tranquila en algún lugar de la oficina, y otros han puesto meditación y clases de yoga en su lugar. Esta práctica abre espacio para la reflexión individual y la atención plena en medio de días ocupados. Algunos de ellos van un paso más allá: también crean momentos colectivos para la autorreflexión a través de prácticas como el coaching grupal, la supervisión de equipo, las reflexiones de grupos grandes y los días de silencio. [6] Ver Entrenamiento y Coaching.

Storytelling

Si queremos lugares de trabajo de confianza, si esperamos relaciones profundas, ricas y significativas, tenemos que revelar más de quiénes somos. Se ha puesto de moda en muchas empresas, cuando los equipos no colaboran bien, el convocar un evento de team-building. Ir a jugar bolos puede ser un divertido descanso del trabajo, pero estas actividades son generalmente "más de lo mismo": se mantienen a la superficie y realmente no fomentan la confianza o la comunidad en cualquier nivel profundo. Estos eventos carecen del elemento esencial que hemos utilizado para construir la comunidad y crear narraciones compartidas desde los albores del tiempo: la práctica de contar cuentos. Hemos perdido de vista el poder de las historias para reunirnos, y en el proceso, hemos dejado que las relaciones comunales disminuyan y erosionen. Necesitamos recuperar el poder de la narración, como nos dice el autor Parker Palmer: [7] Cuanto más sepa sobre el viaje de otra persona, menos posible es desconfiar o disgustar a esa persona. ¿Quieres saber cómo construir confianza relacional? Aprende más sobre los demás. Apréndelo a través de preguntas sencillas que se pueden insertar en el trabajo, creando lugares de trabajo que no sólo emplean a personas sino que honran al alma en el proceso. [8]

Reuniones

Las organizaciones Teal típicamente han instituido prácticas específicas de reuniones para ayudar a los participantes a mantener sus egos bajo control e interactuar entre sí desde una posición de plenitud. Algunas son muy simples, mientras que otras mucho más elaboradas. En Sounds True, cada reunión comienza con un minuto de silencio para ayudar a las personas a situarse en el momento. Muchas compañías Teal comienzan reuniones con una ronda de check-in y terminan con una ronda de check-out. [9] Ver Reuniones.

Manejo de conflictos

Es fácil en nuestras relaciones con colegas caer presos de nuestro deseo de agradar o de impresionar, ser querido, o dominar. Fácilmente invadimos a otros o dejamos que otros nos invadan. Nuestra alma conoce los límites correctos, y a veces nos dice que necesitamos un conflicto para poner las cosas en el lugar correcto. Sin conflicto, podemos ser demasiado complacientes o sobre protectores, y en ambos casos, dejamos de ser fieles a nosotros mismos al interactuar con nuestros colegas. Las organizaciones Teal han desarrollado prácticas específicas para identificar y resolver conflictos. [10] Consulte Resolución de conflictos.

Espacios físicos

La mayoría de los lugares de trabajo insidiosamente señalan que estamos en un lugar de alguna manera alejado de la vida normal, y nos llaman a comportarnos de manera diferente de lo que haríamos en otros ambientes. Las organizaciones Teal crean espacios físicos que invitan a los trabajadores a llevar más de sí mismos al trabajo. Sounds True da la bienvenida a los perros de los trabajadores a la oficina e instaló no sólo un microondas, sino una estufa completa en la cocina para fomentar un sentido de comunidad en la que la gente podría cocinar y comer juntos. En Buurtzorg, se anima a las enfermeras a decorar sus pequeñas oficinas comunitarias para hacerlas suyas. En FAVI, los equipos han elegido los colores para pintar las máquinas de su zona y han decorado la planta con carteles, plantas y acuarios. Muchas organizaciones Teal gastan recursos significativos en facilitar la conexión de los trabajadores con la naturaleza para que puedan detenerse y encontrar una conexión más profunda con ellos mismos y con el mundo: Sun Hydraulics localizó todas sus fábricas junto a un lago; Sounds True desafió la convención de ventanas fijas que garantizarían el control centralizado de la temperatura y optaron por ventanas, más caras, que podrían abrirse al exterior. [11]

Desarrollo personal

A través de estas prácticas, se crea un espacio seguro. Entonces, cada persona es responsable de seguir su propio proceso de auto-conciencia y desarrollo personal. Las prácticas cotidianas que ofrece la organización Teal, como el espacio reflexivo, la narración de historias, las reuniones sin ego y las metodologías de resolución de conflictos, son las herramientas que cada persona tiene disponibles para definir y seguir su camino. Y sólo en este proceso de emparejar este enfoque organizacional con la responsabilidad del individuo por el crecimiento de sí mismo, puede florecer la autogestión y la escucha del propósito.

Procesos de Personal (antes de RH) Re imaginados

Además de las prácticas descritas anteriormente, las organizaciones Teal han reestructurado todos los procesos clave de personal (antes Recursos Humanos): reclutamiento, capacitación, evaluación, compensación, despido, de manera de eliminar el miedo y los sentimientos de separación y recuperar la totalidad. Vea las prácticas de Recursos Humanos.

Casos Organizacionales Concretos

Notas y Referencias